Demacrado, pálido y triste. Así luce El Chapo en el inicio de su juicio en NY.

NOTICIAS

Demacrado, pálido y triste. Así luce El Chapo en el inicio de su juicio en NY.



La posible cadena perpetua, es uno de los mayores miedo que vive horas antes de su juicio Corte Federal de Brooklyn, uno de los más importantes capos en México y fundador del Cártel de Sinaloa, Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán.

Guzmán Loera vive casi en total aislamiento, sin poder ver a su esposa y sin contacto físico.

Lo que llamó la atención de los cibernautas fue que El Chapo se vio distinto al de hace algunos años, con el cabello corto al ras, sin bigote y vestido con el traje de preso, dejando su aura implacable.

El Chapo se ve más delgado que nunca, con ciertos problemas de salud por la falta de sueño, aire natural y la exposición prolongada al aire acondicionado, generándole problemas en los oídos y garganta.

“Sufro de dolores de cabeza todos los días. Vomito casi todos los días. No me han arreglado dos muelas y me duelen mucho", se quejó en su única comunicación directa con el juez Brian Cogan, una carta enviada en febrero, según la agencia francesa.


Guzmán Loera enfrenta acusaciones por 11 cargos relacionados con narcotráfico y lavado de dinero, entre ellos, el traficar más de 155 toneladas de cocaína a Estados Unidos, además de toneladas de heroína, metanfetaminas y marihuana a lo largo de 25 años.

Los abogados de El Chapo están de acuerdo en que queda poco de aquel sujeto que evadió en más de una ocasión a las autoridades, escapando de los penales más vigilados, traficando estupefacientes por aire, mar y tierra, sin olvidar la creación de imponentes túneles.



Mientras tanto, Mariel Colón, parte de su defensa, aseguró que las condiciones en las que vive el exlíder criminal son erróneas, donde su celda no tiene ventanas y sin la posibilidad de ver el sol o de reunirse con alguna persona ajena al proceso legal.

Con información de Excélsior.