Así luce hoy el hijo que EPN se negó a reconocer y que hasta lo despreció.

VIRAL

Así luce hoy el hijo que EPN se negó a reconocer y que hasta lo despreció.


Diego Peña Díaz es el hijo que el presidente de la república, Enrique Peña Nieto, tuvo con Maritza Díaz en 2004, cuando aún eran amantes. Aunque el político lo reconoció como hijo legítimo y le dio su apellido, durante muchos años el pequeño sufrió su desprecio.

En 2013, la periodista Sanjuana Martínez dio a conocer que Diego Peña no convivía con sus tres medios hermanos, pues luego de su enlace matrimonial con Angélica Rivera, el mandatario se alejó de él; incluso, Peña Nieto generó controversia tras mencionar durante una entrevista que solo tenía seis hijos,contando a los de la actriz de Televisa, pero no al de Maritza Díaz.

Tras ser cuestionada sobre lo que pensó de la actitud de su expareja, Maritza respondió:

Es un tema muy delicado. Es una discriminación. Suena fuerte que un presidente discrimine a su propio hijo. Él lleva programas de Gobierno para promover la igualdad y la equidad. Mi hijono lo supo; yo trato de controlar los medios, pero llegará el día que lo sepa y le va a doler mucho. Yo se lo dije a Enrique: “Piensa lo que tu hijo va a sentir al ver eso”.

Por si fuera poco, en agosto de ese mismo año, Peña Nieto demandó a su examante para disminuir el monto de la pensión de Diego; gracias a sus influencias, el mandatario ganó el juicio.

Sin embargo, Maritza Díaz aseguró que el tema de la responsabilidad financiera era lo de menos, considerando que Diego tiene más necesidades que solo la de alimentarse:

Ha asumido unas responsabilidades y otras no. Nunca ha negado la manutención, pero pidió rebajarla; sin embargo, un niño no solo es feliz con manutención. Hay muchas otras cosas alrededor del bienestar del hijo”

Dos meses después, Maritza Díaz demandó a Peña Nieto para exigir protección del Estado Mayor Presidencial para Diego, tal y como marca la Constitución; pese a que la sentencia se dictó a su favor, confesó que no se cumplió correctamente.

Finalmente, Maritza aseguró que las veces que Diego ve a su padre lo hace con gusto y no le reclama, por lo que invitó a Peña Nieto a reflexionar respecto a su relación padre-hijo, principalmente porque el pequeño es muy noble y siempre se ha referido a él como su papi.

Con información de Sin Embargo, La Neta Noticias y Primer Plano

Foto: Clase y Cuna de Grillos