¿Robo en Las Vegas? Golovkin asegura que él ganó la pelea, “siempre tuve el control de la pelea”.

DEPORTES

¿Robo en Las Vegas? Golovkin asegura que él ganó la pelea, “siempre tuve el control de la pelea”.


En la T-Mobile Arena de Las Vegas, Saúl ‘Canelo’ Álvarez se llevó la victoria de manera polémica en lo que fue la “pelea del año” ante y el kazajo Gennady Golovkin.

Al final de la pelea el peleador de Kazajstán afirmó sentirse desilusionado por la decisión de los jueces de uso a que, dese su perspectiva él sintió que ganó. Asimismo, se dijo estar listo para una revancha con el boxeador tapatío.

El primer round, como no podía ser de otra forma, sirvió para que ambos pugilistas midieran el terreno, por lo que fue hasta el segundo episodio que llegó el primer gran golpe, el cual fue conectado por el mexicano.

El kazajo reaccionó en los siguientes dos episodios, sobre todo en el cuarto episodio donde logró impactar al menos en tres ocasiones al mexicano.

En el quinto episodio el ‘Canelo’ siguió descuidado y permitió que GGG lo conectara con su izquierda, lo que le provocó un ligero corte en la ceja izquierda.

El tapatió reaccionó y tuvo un mejor desempeño en el sexto y séptimo round, en los que logró conectar varios golpes en la humanidad del kazajo, aunque también permitió un par de impactos.

Después de un octavo round donde ambos pugilistas fueron precavidos, fue en el noveno episodio cuando explotó la pelea con ambos pugilistas yendo hacia adelante, aunque fue el kazajo el que conectó los golpes más potentes.

‘Canelo’ trató de aprovechar el envión anímico del round anterior y de inmediato se lanzó sobre el kazajo en el décimo asalto; no obstante, los impactos del mexicano fueron estériles ante un ‘GGG’ que sacó la experiencia en la recta final del combate.

El duodécimo round fue sin duda el más emocionante de la noche con un ‘Canelo’ consciente de que tenía que noquear o morir en el intento. Tanto fue su afán de atacar que resbaló y tocó la lona con la rodilla izquierda, mientras que Golovkin defendió bien y contuvo los ataques del mexicano.

Luego de las hostilidades, los jueces decretaron 114-114, 115-113 y 115-113, los últimos dos en favor del mexicano, quien sin ser el mejor sobre el ring, se llevó los cinturones en juego, dando paso así a una tercera pelea.