Descubren nuevo fármaco que paraliza permanentemente el cáncer sin dañar las células sanas.

TECNOLOGÍA

Descubren nuevo fármaco que paraliza permanentemente el cáncer sin dañar las células sanas.



Un grupo de científicos de distintos institutos podrían haber encontrado una mejor manera de tratar el cáncer que consiste en “dormir” permanentemente a las célular cancerígenas y mantener a las sanas, lo que evitaría la diseminación de la enfermedad por todo el organismo.

De acuerdo con una investigación publicada por la revista Nature, la investigación dirigida por Tim Thomas y Anne Voss del Instituto Walter and Aliza Hall, con la colaboración de Jonathan Baell del Instituto de Ciencias Farmacéuticas Monash y Brendon Monahan de Cancer Therapeutics CRC, la inhibición de las proteínas KAT6A y KAT6B, podría representar una nueva manera de enfrentar el cáncer, sin efectos secundarios, difundió Muy Interesante.

Según la investigación, desde hace tiempo se sabía que las proteínas KAT6A y KAT6B, tienen un papel primordial en la conducción del cáncer, por lo que la inhibición de ellas, evita la propagación de la enfermedad.

“Desde el principio, descubrimos que el agotamiento genético de KAT6A cuadruplicaba la esperanza de vida en modelos animales de cáncer de sangre llamado linfoma. Armados con el conocimiento de que KAT6A es un importante factor de cáncer, comenzamos a buscar formas de inhibir la proteína para tratar el cáncer”, dijo Thomas.

Con el nuevo enfoque en el tratamiento del cáncer, se podrían evitar las desventajas de las actuales terapias contra el cáncer: quimio y radioterapia, que causan daños irreversibles en el ADN.

“Esta nueva clase de compuestos detiene la división de las células cancerosas desactivando su capacidad de ‘activar’ el inicio del ciclo celular. El término técnico es la senescencia celular. Las células no están muertas, pero ya no pueden dividirse y proliferar. Sin esta capacidad, las células cancerosas se detienen en seco”, explica Voss.

“Todavía hay mucho trabajo por hacer para llegar a un punto en el que esta clase de medicamentos pueda ser investigada en pacientes con cáncer humano. Sin embargo, nuestro descubrimiento sugiere que estos medicamentos podrían ser particularmente efectivos como un tipo de terapia de consolidación que retrasa o previene la recaída después del tratamiento inicial”.

Recordemos que la radio y quimioterapia atacan a las células para evitar la proliferación de la enfermedad, pero ya que no se pueden solamente dirigir a las células cancerosas, también ataca a las sanas, lo que causa efectos secundarios a corto plazo como náuseas, fatiga, pérdida de cabello y bajas defensas que podrían causar infecciones. Así como efectos a largo plazo como infertilidad y un riesgo para desarrollar otros tipos de cáncer.

Con información de Regeneración.