El último glaciar del Pico de Orizaba se está derritiendo por el calentamiento global.

COMUNIDAD

El último glaciar del Pico de Orizaba se está derritiendo por el calentamiento global.


Ha pasado menos de una década y cuatro de los cinco glaciares que se encontraban en el Pico de Orizaba ya desaparecieron, esto como consecuencia del calentamiento global, ahora el suministro de agua para los habitantes del estado de Puebla y Veracruz que están asentados en esta región se ve amenazado.

El Pico de Orizaba, la cima más alta de México, ahora sólo cuenta con el glaciar de Jamapa, en el lado norte del volcán, el río que forma nace a 5 mil metros de altura y su cuenca abastece de agua a 2 millones de personas.

Desde el año 1940, empezó una disminución notoria en lo grueso de las capas glaciares que existían en el Pico de Orizaba, las cuales durante miles de años tuvieron camas de 70 a 120 metros de nieve perpetua, detalla E-Consulta Veracruz.

Además de la disminución en el caudal del Jamapa, otra de las preocupaciones es el aumento en los niveles de contaminación que este afluente presenta, pues son 27 municipios los que subsisten gracias al Jamapa.

Un investigador de la Universidad Veracruzana, Emilio Silly Bernardi, aseguró que esto es parte de los efectos negativos del cambio climático, los cuales son evidentes.

“Es una lengüeta que queda y en esto va manifestando como a través de las prácticas que el hombre hace y a través del cambio climático va afectando la parte alta y cada vez retenemos menos agua”.