Los lujos de Tonatiuh, se llevará a Europa a rectores y esposas; UdG paga.

POLITICA

Los lujos de Tonatiuh, se llevará a Europa a rectores y esposas; UdG paga.


En tiempos de austeridad económica, de restricciones y ahorros, de recortes presupuestales a todo el sector público y de ajustes radicales en el Gobierno del Estado y en los municipios de Jalisco, parece que en la Universidad de Guadalajara el problema del presupuesto no es un problema. El rector, Tonatiuh Bravo Padilla, ha decidido sostener su “política de viajes”, política que consiste en invitar a un viaje internacional (Londres y Boston fueron los elegidos en 2015 y 2016), con todos los gastos pagados y con cargo al presupuesto de la universidad, a todos los rectores de centros universitarios y a un acompañante. 

De acuerdo con informes del propio personal administrativo de la máxima casa de estudios de Jalisco, en esta ocasión los 15 rectores de centro universitario, el rector general y sus acompañantes, harán visitas de cortesía a universidades de París y de otras localidades de Francia durante 15 días. 
El “viaje de trabajo” inicia el próximo viernes 12 de mayo y concluye el 26 del mismo mes. El pasaje más económico de la ciudad de México a París tiene un costo de 1,315 dólares, por otra parte, el hospedaje en un hotel promedio (cuatro estrellas) en la ciudad de París, tiene una tarifa promedio de 5,000 pesos mexicanos por noche. Considerando los alimentos, en una de las ciudades más caras del mundo, el costo total del “viaje de trabajo” estaría cerca de los 5 millones de pesos.   

Las preguntas claves son: ¿Es necesario llevar a todos los rectores y sus parejas a que conozcan o visiten de nuevo las universidades de Francia? ¿La Universidad de Guadalajara tiene cubierta sus necesidades básicas en instalaciones, en programas, en sistemas de becas? 

Tonatiuh Bravo Padilla, ya había sido señalado por diversos actores debido al alto costo de la remodelación de la oficina de la rectoría, hecho que fue criticado por los propios universitarios. 

Los trascendidos dicen que el rector está jugando sus cartas para la sucesión en la rectoría y este tipo de invitaciones, que nadie rechaza, le ayudan en sus aspiraciones al interior de la universidad.